Semana dedicada a la Creatividad

Esta semana ¡desmárcate!

Pierdes la noción del tiempo, el tiempo y el espacio no existen, fluyes, es como un caño de agua fresca, pura y limpia, viene a borbotones, tienes que soltarlo en el momento, estés donde estés, tienes que anotar, tienes que dejar reflejado eso que te ha sido dado, tienes que expresarlo en ese mismo momento, donde sea, en un trocito de papel, en una libreta, en el móvil. Es hilar, tejer con esmero, cuidado, mimo, poner cada detalle y el broche final, atarle el lazo y soltar, dejar ir, dejarlo volar, crearlo y liberarlo, actuar y soltar.

“La fragancia de la libertad: la creatividad es la mayor rebelión que hay en la existencia. El creador no puede seguir un camino ya trillado. Tiene que ir solo, tiene que marginarse de la mente colectiva, de la psicología de masas. No se trata de qué haces, se trata de cómo lo haces. Y finalmente se trata de si lo haces o si permites que suceda. Como un bambú hueco descansa a gusto con tu cuerpo. Sin dar ni tomar, pon tu mente a descansar. Te llenas de lo desconocido, de lo misterioso, de lo divino. Un bambú hueco se convierte en una flauta y lo divino empieza a tocar a través de él. Una vez que estás vacío entonces no hay ninguna barrera para que lo divino entre en ti. La naturaleza le da energía creativa a todo el mundo. Se vuelve destructiva sólo cuando es obstaculizada, cuando no se permite su flujo natural. A la gente no le gusta hacer cosas fáciles. Antes de poder hacerlas  trata de volverlas más difíciles, más complicadas. La gente disfruta haciendo cosas difíciles. ¿Por qué? Porque cuando te enfrentas con algo difícil, tu ego se vuelve sutil, sagaz, hay un desafío. Intenta hacer algo perfecto  seguirá siendo imperfecto. Hazlo naturalmente y siempre será perfecto. La naturaleza es perfecta, el esfuerzo es imperfecto. Por eso siempre que haces demasiado, lo estás estropeando. Y de repente una infinita energía empieza a verterse en tu interior.”

Extractos del libro de Osho (Creatividad: liberando las fuerzas internas)

“Todo el proceso curativo puede verse mentalmente, de manera metafórica, como un viaje por una espiral sagrada  La espiral hacia abajo puede imaginarse como un sendero concéntrico de creatividad. Las espirales son fuerzas concéntricas que conducen a las personas hacia el interior de su energía creativa. Cuando alcanzamos el centro de estas espirales, llegamos al centro de nuestro corazón donde estamos profundamente conectados con el mundo. En el centro del corazón, se abre un ojo exterior  un ojo consciente y testigo. Desde el centro de nuestro espíritu, experimentamos nuestra conexión interior. A medida que el arte sale, uno ve que todo aflora y que uno es como el resto. Se trata de un nacimiento, usted está dando a luz el arte. Al arte, en este sentido es una ofrenda que lo cura, una ofrenda que surge directamente de su corazón.

Christiane Corbat dice que quien hace arte curativo se vuelve aquel que es de verdad. Se es quien uno es pero de un modo mejor. Uno se vuelve totalmente presente y con capacidad para hacer lo que quiere sin temor, incluso enfrentar la propia muerte. Uno se renueva totalmente, se es una persona distinta. Se vuelve el chamán, el que puede oficiar el cambio, el que puede volver materia el espíritu  Porque ahora, toda la vida está abierta, es una aventura.  Uno encuentra gente, la ve maravillosa, hermosa. Se está totalmente presente en todo momento. Se es exactamente quien uno es, sintiéndose vivo. Se sabe por qué se está donde se está y qué quiere hacer y uno lo hace con un amor total. El arte curativo fluye de uno con amor y uno no es más que la canción que ella canta en la tierra.”
Extractos del libro de Michael Samuels y Mary Rockwood Lane (Creatividad Curativa)
Anuncios

La vasija rota

Kintsugi (en japonés carpintería de oro) es una técnica de origen japonés para arreglar fracturas de la cerámica con barniz de resina espolvoreado o mezclado con polvo de oro, plata o platino.
La historia del kintsugi se remonta a finales del siglo XV cuando el shōgun, Ashikaga Yoshimasa envió a China, para ser reparado, dos de sus tazones de té favoritos. Los tazones volvieron reparados pero con unas feas grapas de metal, que los volvían toscos y desagradables a la vista. El resultado no fue de su agrado, así que busco artesanos japoneses que hicieran una mejor reparación, dando así con una nueva forma de reparar cerámicas, convertida en arte.
Resultado de imagen de kintsugi
La técnica y arte de dicha forma de encarar la reparación de los objetos fue tan apreciada que algunos llegaron al punto de ser acusados de romper cerámica para luego poderla reparar con dicho método, sobre la base de que la complejidad de la reparación transforma estéticamente la pieza reparada, dándole así un nuevo valor. De esa manera se da el caso de que antiguas piezas reparadas mediante este método sean más valoradas que piezas que nunca se rompieron.

La filosofía Kintsugi

La filosofía Kintsugi plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia con una nueva complejidad, haciéndolo un objeto único y aumentando su valor.

Si llevamos esta forma de hacer las cosas al terreno personal, aparecen los conceptos de fragilidad, valor, imperfección y Resiliencia capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas-. Los estadounidenses ponen en su curriculum vitae las grandes dificultades que han tenido que superar en la vida, como la quiebra de empresas o divorcios, porque las toman como un valor añadido a su persona, ya que han tenido que hacerse de recursos personales para transcender dichos problemas. Seguir leyendo “La vasija rota”

Ejercicio: Visiones futuras

Los ejercicios de visualización pueden ayudarte si tienes aprensión por el futuro o te sientes enfangada en los problemas actuales. Siéntate en un lugar tranquilo, en el que estés a gusto y donde no te molesten. Haz unas cuantas inspiraciones profundas, lentas, para calmarte y concentrarte. Ahora crea la visión del futuro que deseas. Imagínate feliz y triunfante en tu trabajo, armoniosa en tus relaciones, sana y vital. Dite a ti misma que mereces ese futuro y que eres capaz de conseguirlo. En cuanto empieces a creer en ti misma tendrás a tu alcance las mejores esperanzas para el porvenir.

Confiar en el futuro

El futuro nos ofrece una mezcla intrigante de misterio y aprensión. Friedrich Nietsche, filósofo alemán del siglo XIX, creía que el presente está influenciado tanto por el futuro como por el pasado. Si tememos al futuro, permitimos que la oscuridad de lo desconocido empañe la luminosidad de nuestra vida presente. Por otra parte, si dejamos de preocuparnos por el futuro, podemos empezar a disfrutar de todo lo que experimentamos en el presente.

Todos estamos sujetos a las fuerzas del cambio y del destino, y aunque podemos hacer predicciones basadas en el instinto, la razón, Seguir leyendo “Confiar en el futuro”

Sobre la Confianza

El momento mas oscuro de la noche de la vida, ocurre un instante antes del amanecer. Vicente Ferrer

¿Qué sucede cuándo sentimos que “tocamos fondo”?, ¿acaso cuando más oscura es la noche, es justamente cuando la vida da paso al alba?. Si observamos las leyes de la naturaleza, veremos que el crudo invierno da paso al sol de la primavera y que en lo más profundo del fruto caído, se halla la semilla dispuesta. Ciclos ascendentes que llegan a su cenit y comienzan a descender hasta “tocar fondo” y volver a emerger a un nuevo episodio de existencia. Un principio que, como Ley del Ritmo, señala el permanente cambio y transformación de todas las cosas.  Seguir leyendo “Sobre la Confianza”

La sombra psicológica

¿Comenzar hablando de sombra en el año de La Luz? puede parecer contraproducente,  pero para que haya luz, hay que integrar las sombras, es el primer paso, sino no se puede avanzar en nuestra evolución. Comparto el siguiente texto de Jose María Doria relacionado con este tema:

La sombra no sólo es ese espacio más oscuro al que no llega la luz del sol; en el ámbito terapéutico hablamos de la sombra psicológica, una realidad que compartimos los seres humanos y que hace referencia a esa parte sumergida de nosotr@s que, de alguna forma, no hemos podido o no hemos querido ver por resultarnos demasiado duro mirar ahí.

La sombra la conforman partes de nosotros que, por dolor e incapacidad de gestión del mismo, evadimos y rechazamos creyendo que así dejarán de existir. La sombra psicológica es por tanto una dimensión reprimida, no reconocido e ignorada de nosotr@s mism@s.

2014-08-15-06-40-36

¿Cómo la sombra puede dejar de serlo?

Sabemos que la luz acaba con la sombra. Y, desde la perspectiva psicológica, ¿qué es la luz? Es la mirada consciente. Allí donde llega la mirada consciente, la sombra desaparece para integrarse en nuestra realidad psicológica, nos guste o no. Reconocer lo sumergido en nosotros, a veces impresentable social o culturalmente, aceptarlo, integrarlo y aprender vivir con ello, supone madurar e integrar nuestra personalidad.

Todo camino de maduración de la persona no puede pasar de puntillas por la sombra: la enfrenta, permitiendo que aparezca todo aquello que, de no aparecer ante la mirada consciente, acaba saliendo con exageraciones, conductas extremas, fascinaciones y rechazos, y muchas otras neurosis de fondo. Una persona equilibrada dentro de los obstáculos de la vida misma, supone una persona que ha observado lo suficiente dentro de sí, como para haber asumido que:

Lo que no me gusta de mí, también soy yo”

Fuente: Jose María Doria. http://blog.escuelatranspersonal.com/